Factores que contribuyen al envejecimiento

FacebookTwitterLinkedInGoogle+WhatsApp

El paso de los años no es el único que puede dejar marcas en el cuerpo. Investigadores han determinado que existen ciertos hábitos que favorecen el desgaste celular y con él, el envejecimiento del cuerpo.

El envejecimiento es un proceso que el cuerpo experimenta paulatinamente. Comúnmente, el término es acuñado y utilizado por la medicina estética para aludir al desgaste manifestado en la dermis, sin embargo se trata de un cuadro más amplio.  Es un fenómeno que se produce por el progresivo deterioro de las células que componen órganos y tejidos y se traduce como una pérdida de la capacidad del cuerpo de funcionar normalmente. Dicho desgaste se desencadena a nivel celular como consecuencia de numerosos factores que, directa e indirectamente, influyen en el normal balance del cuerpo.

Las nuevas investigaciones se han concentrado en la detección de esos factores capaces de provocar este desequilibrio corporal.  Producto de estos estudios se pudo identificar que existen algunos hábitos de vida que contribuyen el desgaste celular y favorecen el envejecimiento.

linfar11El sedentarismo ha sido identificado mundialmente como uno de los hábitos más nocivos para la salud. La Organización Mundial de la Salud reveló que el 6% de las muertes a nivel mundial son producto de la inactividad. Ésta y otras organizaciones han impulsado campañas para concientizar a la población de los peligros que acarrea el sedentarismo. La falta de ejercicio contribuye al desgaste y deterioro de las células, favoreciendo la atrofia muscular, la fatiga crónica y perjudicando el funcionamiento del sistema cardiovascular.

Otro de los factores vinculados al envejecimiento es el tabaquismo. El consumo de cigarrillos impacta negativamente en numerosos órganos del cuerpo, contribuyendo al deterioro del mismo.  Los daños que el tabaquismo genera son conocidos y ampliamente difundidos por organizaciones de la salud. El consumo de cigarrillos reduce la capacidad respiratoria, dificultando la actividad física y reduciendo la respuesta del organismo a exigencias físicas.

Un ritmo de vida signado por el estrés es también causante del envejecimiento prematuro. El estrés es uno de los factores más importantes en el deterioro corporal, ya que no sólo predispone el organismo a desarrollar enfermedades, sino que además contribuye a que las mismas continúen manifestándose de manera crónica. El estrés (que puede ser provocado por una multiplicidad de motivos), baja las defensas del organismo, disminuye la vitalidad y en  algunos casos afecta al sistema nervioso generando cuadros depresivos o de ansiedad.

Finalmente, la nutrición es clave para conservar un organismo joven y saludable. Los malos hábitos alimenticios son los principales responsables de un envejecimiento precoz. La ingesta de comida rápida, frituras y carbohidratos es una conducta frecuente en la población, de gran impacto en el cuerpo. El excesivo aporte de grasas contribuye al deterioro ya que afecta al sistema digestivo, cardiovascular, etc. Si a ello sumamos la escasez de vitaminas y minerales (contenidos en frutas y verduras), el desgaste aumenta notablemente.

Linfar asume el compromiso de ayudar a las personas a cambiar su calidad de vida,  instándolos a elegir hábitos que ayuden a normalizar su organismo y sentirse mejor.  Encuentra más información en www.linfar.com

FacebookTwitterLinkedInGoogle+WhatsApp


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>