La salud es bella

FacebookTwitterLinkedInGoogle+WhatsApp

Apenas nacemos se pone en marcha el reloj biológico que señala la capacidad de autoregeneración de cada célula de nuestro organismo. Con el avance del tiempo se produce una pérdida de esta facultad dando paso a la vejez.

Mujer

Nosotros comprendemos que el envejecimiento es un fenómeno natural que conduce a determinados cambios, que a medida que pasan los años se hacen más evidentes y que implican a nuestra imagen corporal.

El problema se presenta cuando nuestro cuerpo es nuestra representación subjetiva de “quiénes somos” y sus modificaciones amenazan nuestra autoestima, más aún si perseguimos fielmente los patrones difundidos y valorados por la sociedad. Es por ello que la gran mayoría “padece” el envejecimiento.

No es fácil mantener una buena apariencia. La salud de la piel, el órgano visible que nos recubre, depende del estado y del funcionamiento de los otros órganos del cuerpo humano. El origen de muchos trastornos cutáneos se encuentra en alteraciones hormonales, una dieta tóxica o desequilibrada, infecciones, etc. Por otro lado, en la piel se manifiestan sentimientos y emociones. Es decir que todo lo que se refleja en el exterior de nuestro cuerpo son signos evidentes del estado del organismo en su integridad.

Es por esto que hoy se apuesta por una revitalización “desde adentro”, que protege el funcionamiento celular y permite una correcta regeneración, y así prevenir el desgaste prematuro y mantener un equilibrio por más tiempo. No hay que olvidar que debemos seguir un estilo de vida saludable, con una alimentación adecuada, ejercicios físicos y control del estrés.

La línea Key Elements® ofrece lo último en cuidados cosméticos que protegen y restauran la actividad biológica. Con los productos de esta línea se pueden contrarrestar los efectos del desgaste por el paso del tiempo y otras condiciones que también puedan afectar.

Si protegemos la salud de cada célula, la belleza retoma su verdadero significado, renace desde lo más profundo y se mantiene. Porque inevitablemente la salud interior brilla en el exterior.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+WhatsApp


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>