Mitos sobre el envejecimiento

FacebookTwitterLinkedInGoogle+WhatsApp

linfar12En los últimos años se ha difundido mucha información sobre la medicina antienvejecimiento. El creciente interés de la gente y las investigaciones realizadas, colmaron los espacios de comunicación de datos acerca del deterioro del cuerpo y su posibilidad de combatirlo. Sin embargo, mucha de la información que circula son mitos.

¿Cuánto se sabe sobre el envejecimiento? ¿Cuánto de lo que se dice en los medios es cierto? ¿Qué hace realmente la medicina antiage? Son algunas de las inquietudes que la comunidad se plantea en torno al tema. Desde Linfar nos proponemos revelar algunos mitos y contribuir a crear una conciencia general acerca de cómo cuidar el organismo para tener una mejor calidad de vida.

Estos son algunos de los mitos más populares:

  • El envejecimiento acarrea enfermedades y daños en el cuerpo. FALSO. Se trata de un proceso paulatino, que puede desencadenarse de diversas maneras de acuerdo al organismo y los hábitos de cada persona. En términos de paso del tiempo es imposible combatirlo, pero es posible atravesarlo de modo saludable. Las enfermedades y afecciones devienen de un escaso cuidado del cuerpo y de prácticas nocivas. Muchas personas en todo el mundo han sabido cambiar sus hábitos y así envejecer sanamente. Testimonio de ello son los adultos que han logrado continuar sus carreras y hobbies, a pesar de los años.

  • Aunque cambie mis hábitos ahora, igual voy a envejecer y enfermarme. FALSO. Está comprobado que cambiar los hábitos durante la juventud ayuda a que el cuerpo se conserve en buenas condiciones. Evitar prácticas nocivas y reemplazarlas por hábitos sanos es un modo de cuidar el cuerpo, permitiendo que desarrolle sus funciones normalmente. Una alimentación adecuada, la práctica de ejercicio, la reducción del estrés son algunos de los hábitos que ayudarán al organismo a regenerar las células, renovarse y conservar su equilibrio.

  • La medicina antienvejecimiento busca frenar el paso del tiempo. FALSO. Esta medicina no se propone detener el envejecimiento producto de los años, por el contrario busca que ese proceso se atraviese con salud. Como dijimos anteriormente, envejecer sanamente es posible y a ello apunta la medicina antiage. Su objetivo es fomentar los hábitos saludables para mejorar la calidad de vida de las personas. Mediante técnicas y procedimientos busca complementar esas prácticas sanas para restaurar aquellas funciones orgánicas que se hayan reducido.

Es importante saber que es posible afrontar el paso del tiempo sanamente, sabiendo respetar y cuidar el cuerpo para evitar su deterioro. Hábitos beneficiosos para la salud, cuidados y otra forma de entender el paso del tiempo son la clave para mantener una mejor calidad de vida.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+WhatsApp


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>